sábado, 4 de marzo de 2017

Comer bien, para vivir bien



Consejos, Recomendaciones y Hábitos para una vida saludable.
Lic. Nut. Neyeli Santos


ALGUNOS CONSEJOS PRÁCTICOS, QUE A LA LARGA DEBEMOS TOMARLOS COMO HÁBITOS, Y NUNCA MAS TENDREMOS PROBLEMAS CON LA COMIDA

  1. Toma 1 vaso de agua antes y después  de cada comida, además de 1 vaso más entre cada comida.

  1. Come fruta en la mañana y después de la comida.

  1. Come verdura en la comida y en la cena.

  1. Al combinar cereales como pan, tortilla y pastas con carnes, pollo, pescado o leguminosas (frijoles, lentejas, habas, chícharos o garbanzos), sigue la siguiente regla:

  1. Cocinar sin grasa
  2. Poca cantidad
  3. En el siguiente tiempo de comida, no ingieras nada que tenga estos cereales

  1. Consume alimentos ricos en fibra: de preferencia las frutas y verduras de hojas o que se puedan comer con cáscara, cereales integrales y lácteos (leche y yogur) con bífido fibras. Que  nos ayudan a prevenir y controlar el estreñimiento.

  1. Incluye todos los grupos básicos de alimentos  a lo largo del día: elije los carbohidratos como frutas, panes, tortillas y cereales para desayuno antes de las 6 de la tarde. Y después de esta hora elija proteína como verduras, huevo, queso,  pollo, res, atún y pescado. Ya que de los carbohidratos tomamos la energía de las actividades diarias y después de esta hora la actividad disminuye por lo cual no se utiliza y nuestro cuerpo lo guarda como grasa.

  1. Consume con moderación la sal, productos enlatados y embutidos, además de ser un buen hábito que previene y controla enfermedades, no retenemos los líquidos que tomamos y por lo tanto nos veremos menos hinchados y perderemos el peso engañoso que está haciendo el agua en nuestro cuerpo.

  1. Consume azúcar con moderación: no endulce sus alimentos de más (si no es necesario), ya que, aunque sea poca cantidad nos brinda muchas calorías y en exceso se convierte en grasa, además,  lo dulce abre el apetito. 

  1. En cuanto a los endulzantes artificiales, no se deje engañar, ya que quien metaboliza estos sustitutos en el cuerpo, también metaboliza ciertas grasas, por lo tanto compiten y hacen retardada la pérdida de peso. La regla es: “POQUITO Y DE VEZ EN CUANDO”

  1. Consume grasas con moderación: la grasa fina que está entre las carnes y el pollo, se funde al cocinar, por lo tanto no es necesario agregar o cocinar nuestros platillos con aceite o manteca , elije preparaciones a la parrilla, al vapor, cocidos o asados.

  1. No cocine alimentos fritos, empanizados, capeados o lampreados.

  1. No se deje engañar con aderezos Light, ya que también contienen grasas saturadas que aumentan el colesterol y los triglicéridos en el cuerpo, solo tienen una mínima diferencia que los normales. En caso de que sea necesario solo mezcle en su ensalada un poco de aderezo, cuando este húmeda revuelva para dar un poco de sabor. De preferencia utiliza los que están hechos a base de vinagre.

  1. No consuma productos industrializados como fritos, galletas, pasteles, enlatados, nieve; ya que en muy poca cantidad proporcionan muchas calorías, abren el apetito y además es difícil limitar la cantidad una vez que los probamos.

  1. Realiza algún tipo de ejercicio aeróbico como caminar o bicicleta, mínimo media hora diaria (constante, a un mismo ritmo y sin acelerarse de más), para comenzar a quemar la grasa acumulada.

Agradezco el envío de Anita, una seguidora que ha querido colaborar compartiendo esta nota con todos los lectores de este blog, desde luego, como todo lo que publico, se presenta solo como buenas sugerencias para que cada quien aproveche lo que le funcione en particular. Tomen en cuenta que cada organismo es diferente y siempre será recomendable considerar, sobre todo en los casos especiales, el punto de vista de un profesional de la salud.